domingo, 9 de noviembre de 2008

Como Saber si un Niño o Adulto se Está Nutriendo Adecuadamente

Hoy en día sabemos que los padres están preocupados por la alimen- tación de sus hijos, especialmente cuando la mamá está embarazada.

Cómo podemos saber si estamos comiendo bien o no? el cuerpo necesita suficiente alimento de los diferentes grupos , por ejemplo, una dieta que consiste en muchas harinas y muy poco de proteínas , vitaminas y minerales, resulta en una mala alimentación. Las personas que están consumiendo muchas harinas y grasas, no va a tener la alimentación que necesita para la formación de los huesos, dientes y músculos. Esta persona tendrá los brazos y las piernas muy delgadas, estatura baja, vientre hinchado, el pelo muy seco sin brillo, piel reseca y cara triste, como si tuviese mayor edad.

La mala alimentación severa se caracteriza, en los niños, porque no crecen ni ganan peso normalmente, tardan en caminar, hablar y pensar. Su vientre va estar abultado con los brazos y las piernas flacas, fatiga y debilidad hinchazón de los pies, la cara y las manos, muchas veces con llagas, también presentara pérdida de pelo o de su brillo y color, y manifestara ceguera nocturna.

En un adulto o cualquier persona la mala alimentación severa se caracteriza, por presentar debilidad, cansancio, desgano de comer, anemia, rajadura en las comisuras labiales o boquillas, lengua pelada y dolorosa y latidos acelerados del corazón

Una de las manifestaciones de la malnutrición en los niños es La Mala Alimentación Seca, lo cual quiere decir que no está comiendo suficiente de ninguno de los grupos de alimentos. Entonces como no come suficientes proteínas, usa lo poco que está comiendo de este grupo para obtener energías. Posiblemente este niño no va a caminar ni a los dos años. Este niño necesita más alimentos que contengan harinas, azucares y grasas que proporcionan energías.

Otro de los desordenes nutricionales es La Mala Alimentación Mojada que se da cuando la base de la alimentación son las harinas, es decir, alimentos como arroz o plátano. En este caso no se está comiendo suficiente proteínas, ni vitaminas. Aunque el niño con mala alimentación mojada parezca robusto o gordito; esta gordura es agua, hinchazón. El niño en este estado no tiene músculos y posiblemente tampoco va a caminar a los dos años. Vamos a notar especialmente que este niño pierde el color en el pelo y la piel. Este niño no se queja de hambre porque está lleno de harinas. Frecuentemente tiene llagas o se le descama la piel.

Nadie quiere que su niño sufra de mala alimentación, pero ¿Cómo podemos saber si el niño está recibiendo una alimentación adecuada? Hay varios métodos para determinar esto. Cuando el niño cumple 6 meses debe pesar el doble de lo que pesó cuando nació; y al cumplir un año debe triplicar el peso de su nacimiento. Por ejemplo si un niño que pesa 3 kilos al nacer; a los 6 meses deberá pesar 6 kilos; y al año debe pesar 9 kilos.

Con el fin de determinar de una forma sencilla el estado nutricional de los niños podemos utilizar “El Método del Patrón del Brazalete”, que podemos hacer en casa, con la ayuda de un pedazo de cartulina. El brazalete solo sirve para niños que ya cumplieron 1 año y que no tengan más de 6 años.

En un pedazo de cartulina blanca, recorte una tira de 20 centímetros de largo y 3 centímetros de ancho. Divida el largo de la tira en tres pedazos, así. la primera parte que es la de arriba va de color blanco con una medida de 3 centímetros, la segunda parte va separada de la primera por una ralla gruesa negra que va a dividir el color blanco del color rojo, que mide 13 centímetros de largo, la tercera parte se separa de la segunda ,es decir, del color rojo con una franja negra delgada y los 4 centímetros restantes van de color verde. Se sugiere colocarle los centímetros en números, en la parte roja ya que estos van a indicar el estado nutricional del niño.

Se debe medir el brazo izquierdo en la mitad entre el codo y el hombro. No debe apretarse el brazalete. La línea gruesa es el punto para empezar ya que ella es la que nos va a indicar en qué color quedará la medida del brazo del niño. La línea negra delgada entre el color rojo y verde es 13 cm., de la línea gruesa.

Esto quiere decir que un niño bien alimentado, su abrazo deberá medir más de 13 centímetros. Si mide apenas 13 centímetros debe poner más atención a su alimentación y si mide menos de 13 centímetros es porque a este niño le falta de los tres grupos básicos proteínas; vitaminas, minerales; azucares y grasas.

Por último hablemos un poco sobre el apetito, especialmente en niños entre los 2 y 5 años. Hay periodos cuando el niño no está creciendo mucho. Durante este período el niño va a disminuir su apetito, pero lo más importante es ofrecerle al niño primeramente las comidas más nutritivas antes que ofrecerle alimentos ricos en harinas o azucares. Por ejemplo si usted tiene guayaba en su casa, podrá hacerle jugo o comprarle un guineo o un huevo. Así el niño estará recibiendo algo de nutrición en vez de azúcar.

Cuando el niño llegue a otra etapa de crecimiento recuperara su apetito. En este blog podrá encontrar algunas recomendaciones en el tema de la alimentación del pre - escolar y el escolar.

Otro aspecto a considerar, el nivel de dinamismo que tiene el niño, que también es un indicador sobre su estado de salud. El niño que no tiene interés por nada, que siempre está quieto, que duerme mucho y no se siente bien, es el niño que no está alimentándose de proteínas, vitaminas y minerales o que está enfermo.

Por ultimo quiero recordarles que es importante las visitas semestrales de control a todos los niños. En estas visitas el medico nos orientara sobre los pasos a seguir para el desarrollo integral de nuestros hijos.

1 comentario:

Naturalmente dijo...

Los remedios naturales se han utilizado por millares de años para apoyar un apetito sano, ayudando a promover una relación equilibrada con el alimento. En épocas más recientes, la investigación ha confirmado esta sabiduría tradicional. Ahora hay muchos estudios clínicos publicados que demuestran la capacidad de una gama de hierbas de apoyar el funcionamiento normal del estómago y del sistema digestivo para aumentar el apetito.